[Análisis] Mainlining

0 Flares 0 Flares ×

Hay juegos, como por ejemplo Skyrim, que pueden salir para absolutamente cualquier dispositivo (incluyendo aquí microondas y nevera, que ahora que empiezan a tener pantallas, se abre la posibilidad a ello, y seguro que el público del juego lo demanda). Otros, sin embargo, son ideales de cara a una plataforma en concreto, pero cuando se trata de trasladar a otra distinta, puede pasar de ser un juego sobresaliente a ser uno totalmente injugable, y este es el caso de Mainlining (sí, se llama así, y no, no tiene nada que ver con la técnica de producción de determinados cultivos no mencionables en horario infantil), basándome únicamente en las muchas críticas de Steam, dado que no lo he jugado ahí, estamos frente a un juego que se ha echado a perder, puesto que está considerado un muy buen juegos según sus usuarios en dicha plataforma, pero una vez ha llegado a Nintendo Switch… yo personalmente no puedo decir lo mismo, y no precisamente porque no me haya gustado la propuesta.

Mainlining debutó en ordenadores hace ya más de dos años, concretamente el 26 de enero de 2017, y ahora podemos hacernos con el juego creado por Rebelephant y que es distribuido por Merge Games en nuestras híbridas de Nintendo. Y bien, ¿cuál es el resultado de portear este juego a Switch?

 

Cargando…

Bien, de primeras, no voy a decir que Mainlining sea un mal juego, de hecho, es entretenido y algo atrae gracias a su temática: somos un hacker miembro del MI7 (un departamento de Inteligencia Militar Británica) al que le ofrecen un ordenador con Windows XP y una conexión a Internet de 2MB, lo ideal para ser un pirata de la red. Bien, nuestra labor será básicamente dedicarnos a resolver distintos casos que se nos vayan planteando, ya sea que pueden derivar en un peligro a nivel nacional o incluso mundial, o hackear una web de Domino’s para que nos envíen las pizzas gratis (obviamente es una exageración, pero creo que así queda claro la gran diferencia entre la necesidad de algunos casos).

Pero claro, nosotros no seremos los únicos hackers del mundo, habrá otros hackers que nos atacarán declarándonos la guerra, y deberemos encargarnos de ellos informáticamente. Eso sí, todo deberá ser con total discreción, porque como desde fuera se enteren de que el MI7 ha sufrido una vulnerabilidad en su inexpugnable seguridad… será mejor no saber qué podría pasar. Para lograr dar con el culpable en cada uno de los casos, deberemos estar muy atentos a todos los mensajes que nos lleguen al correo (aunque no todos tendrán importancia, algunos serán de una secretaria intentando ligar con nosotros) y descargar los documentos que nos envíen, porque en ellos encontraremos todas las pistas necesarias.

Contaremos con un programa de reconocimiento de personas, donde nos aparecerán una infinitud de sospechosos y a raíz de nuestra investigación a través de los documentos y de las búsquedas que llevemos a cabo por Internet podremos terminar deduciendo quién es más probable que sea el malo de la historia. O no, quizás no sean ellos los malos, ¿lo somos nosotros? El juego está bien planteado e invita a cuestionarte según que cosas que no solo afectan a lo que estamos viendo en pantalla, pero bueno, no me extiendo más en esto que acabaré yéndome a mi opinión personal de algo que no tiene nada que ver aquí.

 

Ha ocurrido un error en el sistema

La trama pinta guay (y en su mayoría lo es, os lo confirmo), ¿por qué entonces me quejo del port? Precisamente por el apartado más importante en todos los juegos: su jugabilidad. Hay juegos hechos para jugar con teclado y ratón pero que pueden adaptarse a consola sin demasiado sacrificio, véanse ejemplos como los Divinity, pero hay otros en los que estos elementos son necesarios, no solo recomendables, y sí, este es uno de esos casos en los que el traspaso a los mandos ha sido una mala idea.

Nos topamos con un control tosco, puesto que tratarán de traspasar un teclado de manera cutre a nuestra pantalla, controlando la mitad de este con un Joy-Con y la otra mitad con el otro. Como idea de adaptación quizás sí sea la mejor, pero no deja de ser la mejor dentro de un grupo de ideas nefastas, por lo que de poco sirve. Tardaremos muchísimo en escribir igual tres letras dada la incomodidad a la hora de combinarse, y en los casos en los que deberemos escribir comandos bastante largos… será algo insufrible.

Y de la misma manera que el teclado, el ratón también se ve afectado. Este se controlará con los Joy-Con y, de nuevo, de mala manera, puesto que el movimiento será bastante torpe e impreciso, lo cual acompañado por una interfaz demasiado pequeña acaba siendo algo desagradable, y por mucho que nos ofrezcan utilizar la pantalla táctil cuando estemos jugando en modo portátil, de nuevo la interfaz pequeña hará que ni nos planteemos esto como una posibilidad.

De esta manera, el juego entra de lleno en lo injugable, por su incomodidad y pesadez creadas por su “falta de seriedad” a la hora de tratar de hacer un port en condiciones. Estoy seguro de que en PC la experiencia será mucho más entretenida y disfrutable, pero como no es el caso de hoy, me veo forzado a recomendaros que ni os planteéis la compra del juego.

 

Apartado audiovisual

El juego utiliza un estilo gráfico de 16bit, cosa que personalmente me gusta en general, y considero que no está del todo mal hecho en este caso; su inspiración en Windows XP está bien plasmada y nos deja un buen sabor de boca gracias a la nostalgia a aquellos que llegamos a tiempo de usarlo. Pero saliendo de ahí, las secuencias y animaciones son flojas tirando a pobres, y como ya he dicho, el tamaño de la interfaz es algo que condiciona demasiado la experiencia de juego, para mal.

En cuanto al apartado sonoro, no es más que un simple acompañamiento y si llega, sonidos típicos de ordenador y alguna que otra canción de fondo de trabajo, pero nada que ayude a identificarte con la trama, ya que no sé vosotros pero yo para trabajar con música necesito que esta sea movida, alegre o al menos que tenga un ritmo que no me incite a dormir, y en Mainlining el resultado será el último mencionado.

 

Conclusión

Espero que ni se os pase por la cabeza invertir parte de vuestro dinero en este juego para Nintendo Switch. Desconozco a nivel de experiencia personal su versión para PC, pero visto lo visto estoy más que seguro de que el juego puede llegar a ser disfrutable ahí, porque su trama no es mala y los problemas de jugabilidad que se nos presentan en Switch es debido a la necesidad de contar con teclado y ratón. Por tanto, si este juego os llama un mínimo, sacaos de la cabeza el comprarlo en Nintendo y entrad a Steam, que además de ser más barato, valdrá la pena doscientas veces más.

 

Análisis - Mainlining 

Distribuidora: Merge Games

Sinopsis: Mainlining es una emocionante aventura gráfica de hackeo que mezcla un humor seco y negro con una narrativa apasionante que te enganchará desde el primer caso. A raíz de que el gobierno aprobara la BLU Pill Act y el Servicio Secreto de Inteligencia reintrodujera el MI7, todos los datos personales en línea se han vuelto accesibles para las autoridades. Mainlining cuestiona la tecnoética y si es aceptable que una organización tenga la capacidad de acceder a datos personales. ¿Qué pasa si alguien más tiene la llave de todo eso?

  • 5.5/10
    Trama - 5.5/10
  • 2/10
    Jugabilidad - 2/10
  • 4.5/10
    Gráficos - 4.5/10
  • 3/10
    Sonido - 3/10
3.8/10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X