[Análisis] Spirit Hunter: NG

0 Flares 0 Flares ×

Hace aproximadamente un año, Death Mark vio la luz en Switch en Occidente, uno novela gráfica que tuve el placer de analizar y que recomiendo encarecidamente para los amantes de las historias de terror japonesas. Spirit Hunter: NG es la segunda parte de la saga de juegos Spirit Hunter, siendo el sucesor espiritual de Death Mark y predecesor a una tercera entrega aún en desarrollo y que se financiará mediante crowfunding.

En esta entrega tendremos aún más historias clásicas de terror japonés y mucho que pensar sobre todo lo que ocurre a nuestro alrededor.

Historia

1999, Tokio.

Una chica desaparece. Desencadenado por ello, un joven se encuentra atrapado en un juego de muerte. Espíritus que se creían leyendas urbanas y folclore, se han metido de lleno en su vida maldita, acabando con su sentido común. No dudes. La lógica no es necesaria contra ellos. Junto con otros como él que evaden la ley, el joven aprieta los puños y se prepara para luchar.

Nuestro personaje, cuyo nombre podemos cambiar pero que por defecto es Akira Kijima, se encuentra en una situación familiar irregular, donde vive solo aunque tu tía le adoptó oficialmente después de la muerte de su madre. Esto le deja como hermano mayor de Ami, una pequeña niña que se queda con su hermano todas las noches mientras su madre regenta un bar con pocos pero fieles clientes.

Una de esas noches, mientras estáis en el apartamento del protagonista, como siempre, algo pasa y Ami desaparece por completo sin dejar rastro y de una forma poco convencional, ya que lo hace en un baño sin ventanas ni más puertas que la que tu has estado mirando todo el tiempo.

A partir de aquí, entramos en una espiral de sinsentidos donde tendremos que aprender a creer en fantasmas. Igual que en Death Mark, tendremos que descubrir que pasa con estos espíritus y acabar con ellos para salvarnos de la muerte segura.

Esta muerte que nos acecha, viene dada por Kakuya, un espíritu al que le gusta jugar y te ha cogido un extraño cariño que manifiesta maldiciéndote hasta la muerte. Junto con tus amigos, tendrás que descubrir el misterio detrás de este vengativo espíritu y como acabar con él, antes de acabe contigo.

La historia me ha encantado, igual que lo hizo la de su predecesor, aunque soy muy cagueta, me encantan las historias de terror japonesas y el trasfondo que tienen, es siempre bonito descubrir el por qué un espíritu ataca y no solo tenerle miedo, es ahondar en la leyenda urbana y no quedarte solo con el morbo de la sangre que hay detrás de ella. En esto, toda la saga Spirit Hunter aprueba con sobresaliente, así que recomiendo encarecidamente que se jueguen ya que, además, no son juegos largos y si muy disfrutables.

Jugabilidad

Como en la anterior entrega, nos enfrentamos a una novela gráfica, pero con añadidos que no encontrábamos en Death Mark.

Lo primero que nos dejan hacer es seleccionar la apariencia de nuestro protagonista entre cuatro opciones, a cada cual más macarra que la anterior, así que no esperéis una gran personalización en esta parte.

 

Antes de comenzar también, nos dan a escoger el modo de juego que queremos, teniendo tres opciones: Scary mode, donde nos darán más sustos de lo habitual mientras jugamos, es el que escogí yo para mi primera partida y, sinceramente, son un poco cabroncetes, pero de eso se trata; Default mode, donde tendremos los sustos justos y Off, donde no tendremos ningún susto fuera de la historia original.

Después empezaremos nuestra historia, donde básicamente tendremos que leer todo lo que pasa hasta que nos den el control del personaje. Durante este control podemos tener distintas fases de actuación.

La primera, es la fase de investigación, simplemente te dejan en alguna parte de la ciudad y podemos movernos por ella entre los diferentes escenarios pudiendo mover el cursor para investigar los objetos que veamos en ellos.

 

En este momento podemos interactuar de variar formas con los objetos, aunque no todas están disponibles desde el principio. La más sencilla de todas es simplemente investigar el objeto o lo que queramos, si es algo que nos podamos quedar, nos saldrá un mensaje diciendo que ahora lo tenemos en el inventario, sino, nos darán pistas de si es o no útil en la investigación que estamos llevando a cabo.

Otra forma es usar un objeto que ya tengamos para avanzar en la historia, como por ejemplo, tener unos remos y ponerlos en la barca para poder montarnos, un clásico de las novelas gráficas.

La última forma es analizar la sangre, si es que el objeto o zona que investigamos tiene, ya que el protagonista tiene una habilidad llamada «Bloodmetry» con la que, tocando la sangre, puede ver como ha llegado hasta allí en forma de flash back, algo que ayuda mucho a la hora de conocer las historias.

La segunda forma en la que podemos manejar la historia es a través de eventos decisivos, donde si nos equivocamos se acabó, estamos muertos. Estos eventos aparecen con una imagen de «warning» en la pantalla, y tienen un contador que va bajando. Normalmente, hay tres opciones, una buena, una mala y otra neutra. La primera nos permitirá seguir la historia sin más problemas, la segunda nos da el Game Over y la tercera nos resta el tiempo a la mitad pero no nos mata.

 

Hay que decir que no todos los eventos tienen tres opciones ni todos siguen ese patrón, pero si la mayoría, que ya es algo.

La tercera forma que tenemos para manejar el juego es a través de nuestras emociones. Habrá momentos del juego en el que, para responder a un personaje, tendremos que decidir entre cinco emociones. Estas emociones funcionan como un cuestionario del 1 al 5 donde el 1 es totalmente desacuerdo y el 5 es totalmente de acuerdo, obviamente la de en medio es una emoción neutra, si no queremos mojarnos mucho.

Por último, pero no menos importante, de hecho diría que es lo más importante de todo, es el enfrentamiento con los espíritus una vez hayamos investigado todo lo posible. En estos enfrentamientos tendremos dos formas de acabar con ellos, igual que en el Death Mark, una es destruyéndonos completamente y la otra es poniéndonos a descansar. Ambas formas salvan al protagonista de morir, la diferencia está en que la primera manera matará a nuestro acompañante y la segunda no, por lo que, si queremos el final verdadero del juego, deberíamos intentar siempre ponerlos a descansar pacíficamente.

Para hacer esto, tendremos una fase de investigación con uso de objetos, y, cuidado con esto, ya que es posible pasarse por alto objetos importantes para estas batallas y que solo tengas la opción de destruir al espíritu, por lo que recomiendo mirar bien todo en todos los escenarios.

Gráficos y sonido

El estilo gráfico de Spirit Hunter: NG es como el de Death Mark y distinto a lo que estamos acostumbrados en una novela gráfica, ya que mezcla el realismo con el dibujo de una manera muy artística y agradable a la vista.

Además, los diseños de los personajes y los espíritus, así como los de las escenas especiales, son una maravilla visual donde podemos ver el empeño y el trabajo que le han dedicado a todo en el juego. Lo único que no tiene mucha historia son los decorados de fondo, ya que normalmente son de calles y edificios bastante vacíos o planos, pero que realzan aún más a los personajes y las escenas importantes.

 

En cuanto al sonido, el título no cuenta con una extensa OST, pero si tenemos diversas melodías dependiendo del lugar donde nos encontremos o la fase en la estemos. Siendo, por ejemplo, la música más nerviosa cuando nos enfrentamos a los espíritus. También hay que resaltar la labor de efectos de sonido, donde podemos encontrar desde gritos desgarradores hasta movimientos sospechosos mientras estamos en el mapa, algo que puede ponernos los pelos de punta en un segundo. Por ello, recomiendo jugar a este título con auriculares, y si son de los que aíslan, mejor todavía.

Conclusión

Spirit Hunter: NG es una segunda entrega muy interesante, que he disfrutado mucho y que me ha sorprendido tan gratamente como la primera. Con una historia llena de folclore y unos personajes con vida propia, no podemos pedirle más a este título.

La recomiendo encarecidamente a los amantes de las novelas gráficas, pero, aunque no te gusten, si te gustan las historias de terror japonés deberías darle una oportunidad ya que no tienen desperdicio.

Comento, aunque ya se ve en las capturas, que el juego está en inglés completamente, aunque no es un vocabulario excesivamente complicado.

Análisis - Spirit Hunter: NG

Distribuidora: Aksys Games

Version analizada: Nintendo Switch

Sinopsis: 1999, Tokio. Una chica desaparece. Desencadenado por ello, un joven se encuentra atrapado en un juego de muerte. Espíritus que se creían leyendas urbanas y folclore, se han metido de lleno en su vida maldita, acabando con su sentido común. No dudes. La lógica no es necesaria contra ellos. Junto con otros como él que evaden la ley, el joven aprieta los puños y se prepara para luchar.

  • 9/10
    Historia - 9/10
  • 8/10
    Jugabilidad - 8/10
  • 9/10
    Gráficos - 9/10
  • 6/10
    Sonido - 6/10
8.0/10

Yukop_

He visto más animes de los que puedo recordar. Con un mando entre las manos desde que tengo uso de consciencia. Maestra y futura especialista en Asia Oriental. Tengo demasiados hobbies para el poco tiempo que tengo.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X