[Análisis] Ary and the Secret of Seasons

[Análisis] Ary and the Secret of Seasons

Fecha de Lanzamiento
01/09/2020
DISTRIBUIDORA
Modus Games
PLATAFORMAS
PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
VERSIÓN ANALIZADA
PlayStation 4 Pro
En un mercado cada día más y más saturado de obras, gracias entre otras cosas a la fuerte presencia del mercado independiente, se hace imposible que cada jugador no dedique tiempo a realizar una criba de aquellos títulos que más le interesa probar y esos otros que pasarán sin pena ni gloria ante el desinterés propio. No, no hay tiempo material en esta vida rápida para jugar a tanto, los juegos embalados que reposan en la estantería comprados el día de lanzamiento a esperas de su merecida oportunidad, comparten su pesar con todos aquellos  adquiridos durante ofertas puntuales. Normalmente, cualquiera intenta apuntar a los títulos que sabe que por afinidad de género o mero interés nacido de cualquier otra característica que ha conseguido calarle, merece la pena tanto por el gasto monetario como temporal. En estos casos, es especialmente desalentador cuando aquello por lo que apuestas sale “rana”.

A principios del mes de agosto escribía unas primeras impresiones dedicadas a Ary and the Secret of Seasons, el juego de eXiin y Fishing Cactus, distribuido por Modus Games. Siempre dentro de los límites de la versión Preview, lo que probé me pareció interesante y muy prometedor, hasta el punto de referirme a este juego en términos tales como “un diamante en bruto”, pero, lo cierto, es que lo que se antojaba como una joya preciosa, finalmente ha terminado siendo una piedra burda y de escaso valor. Sí, lo sé, pueden parecer a priori unas palabras duras, pero a lo largo del texto os explicaré mi experiencia y posiblemente, terminéis por entender mi punto de vista. ¿Comenzamos?

 

Ary ha llegado para salvarnos

La premisa principal es sencilla. Ary es una pequeña que vive en el mundo de Valdi, un lugar que otrora fue amenazado por un temible mago malvado que terminó siendo derrotado por un héroe legendario y posteriormente sellado. Para evitar que el malvado pudiese escapar, se creó un consejo conformado por cuatro Guardianes de las Estaciones. La protagonista es hija de uno de los Guardianes de las Estaciones, el del Invierno. El caso, es que su padre se encuentra sumido en una depresión por la desaparición de su hijo y aprendiz como Guardián, por lo que cuando es convocado a una reunión de urgencia, Ary decide tomar la iniciativa vistiéndose a imagen y semejanza de su hermano para salir espada de madera en mano a la aventura. Por supuesto y como ya habréis adivinado, el susodicho mago malísimo va a escapar de su presidio para complicar un poco todo.

[wonderplugin_gridgallery id=3261]

 

Está claro que Ary and the Secret of Seasons no aspira a ser recordado por su fantástica historia, a pesar de que una de las características destacadas en Steam sea su “captivating storytelling” (narración cautivadora). Es una propuesta sencilla y desenfadada típica de cuentos infantiles con caballero legendario y mago malísimo de por medio. Aryelle es una especie de Mulán simpaticona y bravucona que encara el destino de su padre haciéndose pasar por su hermano, puesto que por lo que parece, esta organización es ciertamente rígida en cuanto al tema de las mujeres (los cuatro miembros son señores entrados en años y el aprendiz del padre de Ary es su hermano varón), pero tampoco se intenta presentar ningún drama emotivo ligado a esto, Ary simplemente se disfraza y se va a salvar el mundo. La simplicidad de lo que cuenta, en comunión con la sencillez de su sistema de combate y los rompecabezas, puede que conviertan a este título en un videojuego más interesante para los pequeños de la casa que para los más adultos.

 

Haz tuyo el poder de las estaciones

En Ary and the Secret of Seasons hay combates, puzles y un componente de exploración, destacando, claro está, la mecánica de control de estaciones. Las peleas son extremadamente sencillas, pudiendo golpear, hacer un parry y rodar. Generalmente para acabar con cualquier enemigo simple, basta con dar algún golpe y hacer una parada en el momento oportuno (hay margen de sobra para hacerla) y, en ocasiones, lo segundo puede terminar por sobrar. Acabar con los monstruos que salen a nuestro paso no proporciona nada, ni experiencia, ni dinero, ni nada. Si a eso le sumas que del combate te vas a aburrir pronto por la facilidad para liquidar a cualquiera y la falta de opciones, a las pocas horas estaréis apretando el botón de correr para evitar cualquier combate que no sea completamente necesario.

[wonderplugin_gridgallery id=3263]

 

¿Quiere decir esto que no es posible mejorar a Ary de ninguna de las maneras? Bueno, hay un NPC que te permite subir hasta tres niveles de algunas stats como la fuerza o la agilidad a cambio de dinero. Este solamente se puede obtener en cofres y para ello, normalmente tocará explorar cada rincón del mapeado. ¿Tiene mucho sentido hacerlo así? Personalmente, pienso que habría sido más inteligente aferrarse a un modelo clásico de experiencia por derrotar adversarios y utilizarla para afianzar estadísticas, aunque fuese mediante un escueto árbol de habilidades que recogiese las 4-5 que permite subir el juego. El caso, es que el oro puede utilizarse también para comprar elementos cosméticos como ropa, caretas o armas, pero, y aquí viene lo bueno, no sirven absolutamente para nada más allá de su uso decorativo. Blandir la espada de madera inicial o hacer uso de una katana de 1.200 monedas adquirida en la tienda, no va a cambiar nada. Lo único que realmente cambia algo es comprar estadísticas, por lo que, igual que un servidor, acabaréis dedicando todo vuestro oro al mismo comerciante.

Tanto la exploración como los rompecabezas, suelen ir ligados al uso de las mecánicas de las estaciones. Invocar diferentes estaciones puede abrir muchas posibilidades, desde crear agua o congelarla, hasta hacer que surjan plantas enredaderas para trepar y desplazarse así por las paredes. Todo es experimentar y probar aquella que resulte especialmente útil en cada mazmorra, puesto que en cada uno de ellas suelen ofrecernos un ítem importante al que vamos a dar mucho uso en el interior, al más puro estilo Zelda, pero sin armas, puesto que no hay nada más que la espada (o sucedaneo) y un tirachinas, que si bien puede usarse para atacar (es absurdamente poco recomendable), la principal razón de su ser es lanzar guijarros con el poder de las estaciones para activarlas a distancia.

[wonderplugin_gridgallery id=3264]

 

En las 10 horas aproximadas que lleva completar el viaje de Ary por Valdi , hay algunos combates contra jefes, aunque no abundan en exceso. Pese a ser igual de simples que el resto, al menos suelen integrar alguna mecánica relacionada con las estaciones para golpearle y bajarle completamente la vida. Hablando de la duración, una vez que lo completas no hay nada que vaya a invitarte a realizar una segunda partida.

 

Ni la nieve invernal más densa puede cubrir tantos fallos

Sí, lo sé, Ary and the Secret of Seasons es visualmente una preciosidad por su estilo gráfico y su fantástico uso del colorido, lo triste, es que apostaba que, en base a que su mecánica principal permite cambiar la estación, sería esperable disfrutar de algún que otro paisaje que cambiaría delante de nosotros en su totalidad para mostrar el máximo esplendor de la obra. Al final, incluso en esto, reconozco haber salido decepcionado. En la versión Preview, claramente se ha optado por intentar que uno quede lo más absorto posible en este aspecto, algo completamente entendible. Pero lo que tiene que destacar es el conjunto durante las horas que uno dedica y no un atisbo de luz muy ocasional que sobresalga. No me malinterpretéis, no es que sea nefasto en este sentido ni mucho menos, sigue siendo su aspecto más destacable, no obstante, uno siente que incluso así, se ha quedado a medios gas con las opciones que podía aportar el tema de las estaciones.

[wonderplugin_gridgallery id=3262]

 

Dicho esto, me veo obligado a hablar igualmente de los muchos fallos presentes en el juego, algunos más sangrantes y otros menos, pero ya os adelanto que no son pocos. Lo primero de todo, es aclarar que la versión jugada para esta review es la de PlayStation 4, concretamente una Pro, puesto que al menos al probar la demo y la Preview en PC, no detecté gran cosa, por lo que puede que esto sea exclusivamente algo de las consolas o quizás se extienda igualmente a la Master Race, en cualquier caso, allá vamos. Hay un popping curioso, amén de bastantes decorados sin texturas, piedras que son un objeto informe de color gris, a veces con cortes muy visibles en medio, así como zonas verdes completamente desprovistas de hierba. Sí, no son gran cosa y siendo un estudio independiente, esto podría pasarse sin más, pero repito, este es solamente el principio y prefiero que estéis avisados.

En otro orden de cosas, hay elementos flotantes como palmeras que no están clavadas en la tierra o señores bebiendo aire mientras su jarra flota al lado. En la ciudad del desierto al cambiar a invierno, al subir y bajar una escalera, el juego cambiaba constantemente entre una y otra estación, no porque hubiese desactivo el poder, no, simplemente es un fallo de más. Otros, permiten que acabes dentro de un barril o de una casa donde no deberías poder físicamente entrar, incluso en una ocasión terminé cayendo a una zona fuera del mapa y me vi obligado a cargar partida, puesto que era imposible volver. La cosa no acaba aquí, puesto que también vi a Ary subida sobre una “plataforma flotante” que no estaba ahí y trepando por una enredadera que había llegado a su fin (básicamente se agarraba a la nada). Asimismo, hay salas en las que al mover la cámara literalmente pierden el tejado u otros elementos, permitiendo ver un vacío azul. Al intentar abrir cofres, hay una animación pero en ocasiones, esta decidió no saltarme.

[wonderplugin_gridgallery id=3260]

 

Ary and the Secret of Seasons está “traducido” al castellano, y el uso de comillas es intencionado, puesto que al jugar mi mente se llena de recuerdos de cierta entrega de Shantae de cuyo nombre no quiero acordarme. Muchos personajes con los que hablé, directamente me soltaron la frase en inglés pese a tener la traducción en español activada, otros, se volvían bilingües conforme cambiaba el tiempo. Me explico, puedes hablar con alguien que está pasando frío y obtener una respuesta, mientras que si lo intentas tras cambiar el tiempo (a uno más veraniego en este ejemplo) te da otra respuesta. Así pues, hablaba en español y en inglés según estación activa. Igualmente, había NPCs con una interrogación sobre su cabeza (misiones secundarias, que las hay, pero no merecen ni mención) con los que al intentar conversar no te daba la posibilidad o directamente salía un cuadro de texto sin nada. Hablando de las conversaciones, cada vez que intentaba hablar con un personaje el juego pegaba unos tirones tremendos a cada cuadro de texto que pasaba. Por otro lado, hay traducciones de objetos y demás totalmente carentes de sentido, amén de traducciones maravillosas como el “save” de guardar por “ahorrar” (fan de “ahorrando la partida”) o “chest” de cofre como pecho (podría haber salido peor la cosa…)

 

Conclusión

La curiosidad e ilusión que me despertaba el juego han quedado totalmente sepultadas bajo un mar de errores de lo más variopintos, desde problemas gráficos o de rendimiento, hasta una traducción pésima, que te hacen preguntarte si tiene sentido siquiera sacar el título al mercado en estas condiciones. Si la máxima de un videojuego es hacer disfrutar al usuario, Ary and the Secret of Seasons no ha cumplido con ella, y en gran medida, todo esto viene auspiciado por el aburrimiento supino que le invade a uno cuando está topándose constantemente con fallos de todo tipo. Huelga señalar que hasta que todo esté solucionado, jamás podría recomendar su compra, al menos en PlayStation 4.

4.5
Insuficiente
">
Sinopsis
En Ary and the Secret of Seasons, Ary se enfrenta al reto descomunal de intentar ayudar a los Guardianes de las Estaciones de Valdi y, para ello, emprende un viaje que ningún otro habitante de Valdi puede completar. Su emocionante historia de superación de expectativas la llevará por un mundo precioso mientras se dedica a resolver puzles, conocer a todo tipo de gente y aprovechar sus poderosas habilidades para sacar ventaja en un sistema de combate fluido e interesante.
Pros
Ary es un personaje simpático y no me importaría verla en un futuro título mínimamente pulido
Gráficamente, si bien más discreto de lo esperado, al menos hace un buen uso de su colorido mundo
Contras
El combate es excesivamente sencillo y no premia en nada, por lo que al final uno tiende a evitarlo
La subida de stats mediante monedas junto a elementos cosméticos que no aportan nada, es una elección extraña
Un buen puñado de errores en la traducción al castellano
Problemas gráficos y de rendimiento, entre otros, que difícilmente pueden solventarse con un solo parche