[Análisis] Call of Cthulhu

0 Flares 0 Flares ×

Las obras relacionadas con el universo imaginado por la perturbada mente de H.P. Lovecraft están más de moda que nunca, y como no podía ser de otra manera, en el mundillo de los videojuegos no se iban a quedar sin aprovecharlo, dado que bien es sabido que los estudios se suelen “subir al carro” para desarrollar títulos que llamen a los jugadores por su estética o ambientación si éstas han tenido éxito en otro ámbito artístico o cultural.

Títulos como el excelso Bloodborne o Tesla Vs. Lovecraft nos han acercado al Horror Cósmico, concepto en el que se han englobado las obras de Lovecraft y sus seguidores, permitiéndonos conocer a las criaturas y demás lore que el escritor pudo imaginar en sus viajes a la locura, y es una de estas travesías, Call of Cthulhu, una de sus más conocidas obras, la elegida por Cyanide y Focus Home Interactive para dar contexto al videojuego homónimo que hoy os desgranamos. ¿Preparados para despertar al Grande?

 

¿Siempre es mejor el libro?

La premisa inicial del juego, no nos engañemos, nos es conocida. Tomamos el papel de Edward Pierce, un investigador privado en horas bajas pero con gran capacidad de análisis, que recibe un extraño caso que llama poderosamente su atención ante otros que le están haciendo perder la motivación. La familia Hawkins al completo ha fallecido tras un incendio en Darkwater, un pueblo ballenero de una isla de Boston, pero hay indicios que, pese a la versión oficial de la policía, indican que no fue un accidente.

Call of Cthulhu Darkwater

Así nos adentramos en la campaña del título, llevada a cabo con bastante sencillez, pero con la capacidad de retener nuestra atención e interesarnos por conocer el final, aunque a veces se nos lleve de un lado para el otro entre capítulos provocando caídas en el ritmo. No podemos dejar de destacar que, pese a que es positivo que el juego pueda llevarnos a distintas desembocaduras en base a las acciones, pesquisas o diálogos que llevemos a cabo, nos encontramos ante cierta sensación de no saber qué decisión ha provocado qué final.

Durante nuestra investigación, también podremos hacer que nuestro personaje se mantenga cuerdo o abrace la locura, en base a cierto tipo de decisiones o acciones que, de la misma forma que comentábamos con el desenlace de la historia, en ocasiones no tenemos del todo claras. En este caso, también es cierto que la contrariedad que se siente es menor y en casos como el de beber alcohol se nos indica que tendrá consecuencias, pero la línea para distinguir cada estado no es demasiado clara, ni tampoco los efectos a mayores.

Algo que si está resuelto con tino y que resulta satisfactorio son las “pequeñas consecuencias”. Me explico: durante el juego, tenemos la sensación de “¿estaré haciendo lo correcto?” muy propia de las aventuras gráficas clásicas a la hora de afrontar algún conflicto con los NPC o al resolver alguno de los puzles presentes. Esto ayuda a lo que menciónabamos anteriormente sobre que el juego consigue atraparnos hasta el final al querer conocer las consecuencias de lo que se ha hecho, algo que sí funciona de forma más clara que la consecución de los diversos finales.

Call of Cthulhu intenta alcanzar los niveles de excelencia de la obra de H.P. Lovecraft en cuanto a lo narrativo, y en ciertos puntos consigue ambientarnos y sugestionarnos para conocer la verdad de forma satisfactoria, pero peca de no ser demasiado claro a la hora de distinguir entre realidad y locura, y entre qué consecuencias a gran escala (desenlaces) tendrán nuestras acciones.

Call of Cthulhu Detective

Soy Edward Pierce, investigador, espía, psicólogo…

Entrando en el plano jugable, el género al que pertenece el título no es otro que el de una aventura gráfica en primera persona, pero aderezada con múltiples componentes de otros géneros, que sin llegar a alcanzar un nivel de profundidad destacable, al menos intentan refrescar en cierta medida la fórmula. Como es lógico, el recorrido es lineal, pese a que en algunas partes podremos investigar un poco a nuestro aire y los diálogos, resolución de puzles o recolección de ítems se basan en la archiconocida fórmula del “point&click”, donde encontraremos una dificultad bastante estándar y comedida.

De esta manera, nuestro personaje, como si de un juego de rol se tratara, dispone de un árbol de habilidades con las siguientes categorías: elocuencia, inteligencia, investigación, medicina, ocultismo y percepción. Avanzando en estas categorías abriremos nuevas opciones de diálogo o tendremos una mayor capacidad de síntesis de las cosas que van ocurriendo, permitiendo “atacar” otras vías para resolver las situaciones, la pena es que estos puntos de experiencia se consiguen de forma muy monótona: bien avanzando en la historia, bien recogiendo objetos de los escenarios, por lo que no tenemos sensación de progresar de forma categorizada o coherente.

Otro género que rozamos con los dedos es el de los juegos de infiltración: en ocasiones no podremos ser detectados para continuar y tendremos que ingeniárnoslas para crear situaciones que despisten a otros personajes y abrirnos camino o escondernos en taquillas. En un principio se agradece la inclusión de esta mecánica, pero como suele ser habitual lastimosamente, no está bien pulida del todo y pronto nos daremos cuenta de que los enemigos a veces no nos ven a través de los agujeros de una verja, pero sí a través de las paredes, consiguiendo que muchas veces corramos como locos para terminar estas zonas velozmente en lugar de aplicar la calma que los desarrolladores tenían pensada (quiero imaginar) para estas zonas.

Call of Cthulhu Habilidades

También tendremos un “modo detective” en algunas zonas del mapeado, en los que, descubriendo elementos del escenario, tendremos la capacidad de profundizar en lo que ocurrió en ellos (al más puro estilo The Vanishing of Ethan Carter), así como momentos de acción. Como el resto de mecánicas incluidas en el juego que no son expresamente de las aventuras gráficas, son interesantes en su adición, pero fracasan al no ser más que anecdóticas o mejorables.

 

Inmersión sin grandes alardes

Como ya se podía ver en los vídeos que han ido apareciendo sobre Call of Cthulhu según se iba acercando la fecha de la publicación del mismo, no estamos ante ningún referente gráfico a las alturas de la generación donde nos encontramos, pero tampoco resulta desagradable: simplemente es un juego correcto, sin demasiadas pretensiones, donde nada brilla en exceso pero tampoco nada chirría de forma estrepitosa, si bien es cierto que deberían haberse cuidado un pelín más las animaciones faciales de los personajes al tener muchos diálogos y contacto directo con ellos. Por su parte, el hud en pantalla es bastante claro, mostrándonos los objetos y personajes con los que podemos interactuar de forma eficaz, así como los subtítulos, objetivos y opciones de diálogo en castellano, que pese a ser de pequeño tamaño se leen con claridad.

Al tratarse de una experiencia pausada durante gran parte de la historia, el funcionamiento a 30 fps no resulta desagradable, aunque para mi gusto personal los 60 cuadros por segundo ya deberían ser un estándar, y más teniendo en cuenta que el apartado gráfico del título no está extremadamente cargado. Artísticamente en algunas zonas se ha conseguido crear una atmósfera acongojante y asfixiante, mientras que en otras a veces se ha pecado de dejarlo todo demasiado soso. Por su parte, el diseño de los niveles es acertado en gran medida, y al no encontrarnos ante un juego de mucha duración, no tenemos la sensación de repetir escenarios una y otra vez. Por último, en cuanto a la iluminación está bien tratada en su mayoría, tanto la del escenario como la generada por las fuentes de luz artificial (ya sean estáticas o las que puede cargar nuestro personaje).

Call of Cthulhu Ofrenda

No podemos cerrar el análisis sin hablar del apartado sonoro de Call of Cthulhu, donde encontramos melodías de acompañamiento acertadas, una selección de voces (en inglés) correcta y efectos sonoros notables, aportando tensión cuando deben o consiguiendo que permanezcamos alerta. En definitiva, no podemos esperar grandes composiciones, pero el acompañamiento musical y sonoro en general del título es notable. ¡Y se pronuncia /kəˈθuːluː/! (o no…)

 

Conclusión

Call of Cthulhu trata de meternos de lleno en una de las más importantes obras del universo de H.P. Lovecraft, siendo sus mejores bazas para conseguir su cometido una historia interesante y que nos invita a seguir avanzando, un apartado sonoro notable y su rejugabilidad. De haber cuidado y profundizado más en la interesante pero limitada mezcolanza jugable y el apartado gráfico, podríamos estar ante una de las más llamativas propuestas del género en la actual generación, lo que no quiere indicar que sea mal juego, sino que nos sabe a poco y podría haber dado más de sí. Pese a ello, es un título recomendable y disfrutable por aquellos que disfruten con la literatura del atormentado escritor, así como para los que quieran iniciarse en ella o los fans de las aventuras gráficas o los juegos de ritmo pausado.

Call of Cthulhu Velas

Análisis - Call of Cthulhu
Call of Cthuluh Carátula

Distribuidora: Focus Home Interactive

Sinopsis: El detective Edward Pierce se ve envuelto en una investigación donde pondrá a prueba su raciocinio, mientras camina hacia la verdad del Grande, en una aventura gráfica de sabor clásico, donde se han introducido mecánicas de otros géneros como el rol o el espionaje.

  • 8/10
    Historia - 8/10
  • 6/10
    Jugabilidad - 6/10
  • 6/10
    Gráficos - 6/10
  • 7.5/10
    Sonido - 7.5/10
6.9/10

SpartanFenix

Analista Técnico en desarrollo de aplicaciones Mainframe especializado en proyectos bancarios y entrenador de fútbol base, aunque a veces juego, leo y veo y me da tiempo a contar cosas. "No se puede cambiar el mundo sólo con palabras" - Lelouch vi Britannia.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X